Costa Vasca Getaria   Orio   Zarautz   Aia   Zumaia
cas 
eus 
eng 
fra 
Costa Vascawww.costavasca.org

La cultura de la Sidra

Desde hace cientos de años, la sidra ha sido el sustento de nuestra alimentación y a ella le debemos una gran parte de nuestra cultura. Tal y como nos muestran los escritos, contratos, toponimias,... etc., de toda Euskal Herria, la sidra tiene miles de años. Durante largos años los manzanos han vestido nuestros montes, y las instituciones han cuidado estos árboles y la propia sidra con mucho cariño. En las normas de los Fueros y en las de algunos pueblos se recoge el precio con el que se pagaba el partir un manzano; la horca.

Si miramos la historia de Euskal Herria, en la edad de oro, que estuvo muy asociada al mar; la sidra fue la única bebida de los marineros y de toda esa industria de tierra. La sidra era la bebida de los barcos vascos que faenaban por el norte del Atlántico capturando bacalao y ballenas, y que más tarde hicieron el camino de las Américas. Se necesitaban dos o tres litros al día para cada marinero. Gracias a la sidra, los marineros vascos no temían a los terribles escorbutos. A través de estos barcos se vendía nuestro famoso hierro y se traían del extranjero las materias que se necesitaban. Los años dorados que vivió Euskal Herria a nivel industrial, comercial y social en los siglos XVI-XVII hubieran sido imposibles sin la sidra. Con el objetivo de saciar esa gran necesidad de obtener sidra, se crearon los caseríos. Los lagares de los caseríos góticos eran máquinas gigantes de hacer sidra.

Gracias a nuestro clima el manzanal vive muy bien y de él además de la sidra se obtienen otros productos como el mosto, la compota,... Las manzanas dieron y dan mucho juego.

Cuando la edad de oro de Euskal Herria empezó a caer, también lo hizo la producción de sidra y ese cuidado masivo de los manzanales. Pero poco a poco, se está recuperando el sector de las sidrerías. De nuevo se está trabajando en poner a disposición de la gente esa costumbre y esa bebida que durante años ha estado tan arraigada. En los últimos años se han hecho grandes avances por recuperar los tipos de manzana locales y buscando la calidad del producto.

Recordad que cuando bebemos sidra no estamos bebiendo una simple bebida refrescante, estamos bebiendo la bebida que es parte de la cultura y de la historia de nuestro pueblo y que está ligada no sólo a los caseríos si no al mar y a la ciudad también.

Ver listado de sidrerías

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.